miércoles, 23 de diciembre de 2009

Vestuarios sucios

Mi opinión sobre el vestuario de chicas del gimnasio del instituto es que es realmente repugnante. Un vestuario en el que se supone que te tienes que cambiar de ropa y asearte no puede estar en las condiciones en las que se encuentra demasiadas veces. Porque hay veces que te encuentras desde bolsas de pipas, cáscaras, papeles… hasta botes de gomina.
Todo el mundo está de acuerdo con que ese es uno de los lugares que más limpieza debe de tener. Pues ha habido días en los que se veía perfectamente que el vestuario no se había limpiado. Volviendo al ejemplo de antes del bote de gomina, que nos le encontramos dos días en el mismo sitio. Las alumnas de 4º empezaron a dejar de entrar en el vestuario y a dejar sus mochilas y chaquetas afuera, hasta que se les pidió que las volvieran a dejar en los vestuarios. Pero es que, en mi opinión, es un lugar en el que estando así no se puede entrar. Está claro que la culpa es de las alumnas, pero en ese caso, la clase anterior a la que comunicó al profesor el estado de los vestuarios debió ser la responsable: o bien por ser ellas las que lo ensuciaron de esa manera, o bien por no comunicárselo al profesor.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Tema 3. REALISMO Y NATURALISMO EN EL SIGLO XIX.

Si quieres consultar este documento en PDF, pincha aquí.
1.Contexto histórico-social de segunda mitad del Siglo XIX.
Contexto histórico:
-De 1833 a 1843 paso del absolutismo al régimen liberal durante la regencia de María Cristina.
-De 1843 a 1874 hay una serie de pronunciamientos, guerras civiles, golpes militares. Se produce la Primera República Española en 1873. En este régimen de los generales es donde se produce el desarrollo de de la sociedad burguesa.
-En diciembre de 1874, el general Martínez Campos da un golpe de estado, iniciándose el periodo histórico denominado restauración. Es nombrado rey Alfonso XII. Antonio Cánovas del Castillo asume la jefatura de un gobierno provisional y redacta una constitución -la sexta del siglo- en 1876. Esta constitución regula un sistema bicameral, a la que solo accedían las clases privilegiadas; no votaban las clases medias ni el proletariado. Lo destacado era el Turnismo -en una época de crisis, el partido que está en el poder es reemplazado por el que está en la oposición. Es un sistema vigente hasta 1931, con gobiernos alternativos de conservadores y liberales. Existía el caciquismo, con el cual siempre las cortes salían de acuerdo con las directrices gubernamentales.
Contexto social:
-Desde el punto de vista social nos encontramos con un estancamiento demográfico durante 1860/1900 debido:
-a la Guerra de Cuba, con muchísimas bajas.
-durante 1881/1884 fueron unos años de unas condiciones pésimas: crisis de subsistencia.
-emigración a los países hispanoamericanos.
-Industrialización del Norte y Cataluña: se forman grandes masas de proletariado que se organizan en torno a las ideas marxistas y anarquistas. -El desarrollo económico e industrial es más lento que en otros países.
-Entronque de las familias de la alta burguesía ascendente con la aristocracia.
-Los sectores tradicionalistas -nobleza y clero- conservan mucha fuerza.
-Auge de la burguesía en Europa y en España (más tardío). La burguesía liberal se divide en: moderados, exaltados y revolucionarios (demócratas y republicanos).
-En 1879 se funda el PSOE.
-En cultura se enfrentan modelos ideológicos como el de Menéndez Pelayo (conservador) frente al de Giner de los Ríos (progresista - krausismo español - Institución Libre de Ensañanza1).
-Mercantilización de la literatura: industrialización de la prensa; ésta ofrecía contenidos diferentes al informativo: novelas en folletín, por entregas. Este tipo de novela significa una democratización sin precedentes de la literatura y una nivelación absoluta del público lector.
2. El realismo en España
Comienzo a partir de 1868.
Retorno a la novela realista del Siglo de Oro, a lo cervantino y a la "picaresca".
Influencia de los grandes representantes del realismo social europeo. Balzac, Sthendal, Flaubert, Dickens, Tolstoi y Dostoyeski, serán modelos para Galdós, por ejemplo, aunque los españoles se ajustarán sólo levemente a los cánones fijados por los extranjeros (Galdós sí es, por ejemplo, sumamente escrupuloso en la recopilación de datos).
Los escritores se dividieron en dos bloques según su ideología:
-Tradicionalistas: Pereda idealiza el mundo rural como casto en virtudes, frente al corrupto modelo de vida moderna.
-Galdós y Clarín son progresistas.
-En medio se halla Valera, liberal en sus ideas pero idealizante en su obra.

3.Relación del Romanticismo y el Realismo.
El Romanticismo criticaba al mundo burgués desde posturas revolucionarias o evasionistas; el Realismo o bien lo acepta, o bien lo critica, pero desde dentro.
No son movimientos opuestos, sino que el Realismo surge como una evolución del anterior. Toma del Romanticismo el interés por la naturaleza o por el costumbrismo. Sin embargo, elimina la imaginación, lo fantástico, el idealismo y la subjetividad; todo ello debido al gusto del público burgués, más interesado en lo inmediato y cotidiano. De ahí el auge de la novela.
4.Realismo, Naturalismo y Costumbrismo, características generales.
El Realismo se produce en España al mismo tiempo que el Naturalismo, y se opone a Idealismo y Romanticismo. Se pierde el sentido de la subjetividad tan arraigado en el escritor romántico. El escritor realista aspira a captar en su obra la vida tal y como es; quiere suprimir su yo de todo aquello que escribe.
Las características de la tendencia realista en el relato son: ambiente local, descripción de costumbres y sucesos contemporáneos, afición al detalle más nimio, espíritu de imitación «fotográfica», reproducción del lenguaje coloquial o familiar y de giros regionales, etc.
El Naturalismo literario fue iniciado en Francia por Emile Zola (1840/1902) que llevó hasta sus últimos extremos los postulados realistas y añadió otros ingredientes. El Naturalismo no es sólo una tendencia literaria sino que pretende ser una concepción del hombre y un método para estudiar su comportamiento.
La existencia del ser humano para Zola está condicionada por las leyes de la herencia y el mundo circundante. El escritor toma de las doctrinas de su tiempo la base de su escritura:
*Materialismo: se niega la parte espiritual del ser humano; si las hay tienen explicaciones orgánicas.
*Determinismo de la herencia biológica y de las influencias sociales.
*Método experimental: el novelista debe experimentar con sus personajes, colocándolos en determinadas situaciones para ver cómo se comportan.
Abundan los temas fuertes y las bajas pasiones y aparecen tipos muy peculiares: tarados, alcohólicos, psicópatas, idiotas, histéricos, borrachos, dementes o personas desprovistas de sentido moral.
En España, el Naturalismo penetró muy escasamente. Solo se cuenta entre los naturalistas a Pérez Galdós en algunos momentos, a «Clarín», Picón, y, sobre todo, a la Condesa de Pardo Bazán.
Se designa con el vocablo «Costumbrismo» la tendencia a reflejar en obras de arte las costumbres de la época y del ambiente en que vive el artista que las crea. El Costumbrismo se ha producido en España en todas las épocas literarias. Pero, en general, este costumbrismo español se produce con carácter satírico. No es en este sentido como se da en el siglo XIX, sino que en esta época el Costumbrismo tiende a ser un reflejo objetivo de la sociedad, época y ambiente. El Costumbrismo deriva hacia la Novela Regional y favorece el desarrollo literario de los valores populares, dando lugar a una nueva ciencia histórico-filológica: el folklore. Se manifiesta en todos los géneros, excepto en la lírica.
A los escritores realistas les interesa la realidad externa: el entorno. Así surge la Novela Regionalista (Pereda). En otras ocasiones interesa el hombre, dando lugar a la Novela Ciudadana (Galdós y Clarín) y a la Novela Psicológica (Valera).
5. ¿Existe un naturalismo español?
Puede que Clarín, Galdós (en "La desheredada") o Pardo Bazán lleguen a ser considerados naturalistas en algunas de sus obras (Bazán en "Los pazos de Ulloa"), pero en suma no podemos decir que se dé un naturalismo total entre los españoles, salvo en el caso de Vicente Blasco Ibáñez.
Pardo Bazán habló de este tema en "La cuestión palpitante", donde no comulga totalmente con los postulados de Zola de determinismo, materialismo, retrato subjetivo, los temas de las lacras humanas y las miserias, los condicionamientos sociales, la pintura de ambientes turbios y situaciones escabrosas.
6. Características de la novela realista.
La novela se convierte en el género de mayor aceptación entre la burguesía.
6.1. Características temáticas.
-Descripción de la sociedad de su tiempo con una actitud crítica como consecuencia de los cambios producidos por el sistema de producción capitalista. Hay una intención social o moral: crítica de lacras de uno u otro tipo.
-Tipicidad e individualidad del personaje central. El protagonista suele ser un héroe problemático. En él confluyen por una parte las características sociales e históricas de la época, y por otra sus conflictos personales.
-Politización de la literatura con reflejo de la politización de la sociedad. Los escritores adoptan posiciones diferentes y opuestas: unos defendían el sistema, otros luchaban por las clases explotadas.
-Pintura de costumbres: muestran gran diversidad de ambientes: urbanos o rurales, refinados o populares.
-La descripción de caracteres dan origen a la novela psicológica en que se analizan con minucia los temperamentos y las motivaciones de los personajes: Flaubert, con Madame Bobary; Clarín, con la Regenta.
6.2. Características formales.
-Método de trabajo: observación rigurosa y reproducción fiel de la vida3. Se documentan sobre el terreno, tomando apuntes sobre los escenarios, las gentes, las indumentarias... Buscan en libros.
-Narrador omnisciente: adopta una actitud demiurga4; es decir, nos narra la acción desde una perspectiva que le permite conocer la trayectoria externa de los personajes y sus cambios anímicos, así como sus pensamientos. Sin embargo, el autor interviene con sus juicios y observaciones personales, lo que resta objetividad.
-El estilo es sobrio, cuidado, a veces familiar.
-En los diálogos, la lengua se adaptará a la índole de los personajes.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Tema 4. El Modernismo y la Generación del 98

Pincha aquí si quieres bajarte el tema en PDF.
1.- El Modernismo.
El siglo XX comienza en el momento de máximo esplendor de la estética modernista. Iniciado plenamente por Rubén Darío en 1888 con la publicación de Azul.
El Modernismo fue, entre otras cosas, una resurrección de la angustia que caracterizó a la literatura europea romántica, que por un momento parecía haber desaparecido con la fe del XIX en el racionalismo científico. Demostrada la inoperancia de la razón (Schopenhauer, Kant... ) se recupera ese malestar. Y se sueña, en la nueva poesía, con los momentos felices pasados, donde aún existían seguridades: la niñez lejana, los paraísos perdidos, los jardines cerrados y ordenados; añoranzas de un mundo que se fue.
El Modernismo acoge influencias de diversos movimientos. En realidad, el Modernismo no rechazó nada como no fuera la vulgaridad, el prosaísmo, la rutina y el conformismo estético y adocenado.
Existieron dos tendencias diferenciadas:
1.) En América (y algunos españoles: M.Machado, Marquina, Villaespesa...) tomó un sesgo fundamentalmente esteticista; se escribe una poesía cromática, brillante, sensual.
2.) En España se toma una segunda línea, más sobria y sencilla, que arraigó en los hombres preocupados por la decadencia nacional: es la vertiente conocida como "Generación del 98", que no deja de ser una línea del Modernismo.

2. Principales tendencias del Modernismo.
2.1. Modernismo canónico (parnasiano).
Movimiento surgido a raíz del Parnaso Contemporáneo francés (Parnasianismo), liderado por Leconte de Lisle.
Temas más importantes:
Parque Güell (Barcelona)-El escapismo: evasión del mundo real por medio del ensueño. Evasión que se nutre con una elegancia exquisita, y que se produce bien huyendo en el espacio (a Oriente) bien en el tiempo (al mundo medieval). Se da también un gusto por la mitología clásica. Todo ello como fruto de la idea de que el arte (imaginación, magia) supera a la vida (vulgar y despreciable) y que ésta debe imitarlo.
Dioses, ninfas, centauros, caballeros, pierrots , odaliscas , pagodas y viejos castillos, salones versallescos, jardines perfumados; cisnes, elefantes y camellos; flores de lis o de loto; brillo de perlas y de marfiles, de piedras preciosas... son los elementos de este mundo modernista.
-El cosmopolitismo. Es un aspecto más del deseo de evasión. Además, aporta a los modernistas un sentido aristocrático. París será la capital del Modernismo.
-La desazón romántica: se exaltan las pasiones y lo irracional; el misterio, lo fantástico, el sueño. Manifestaciones de tedio y de profunda tristeza. La melancolía es un elemento central. Presencia de lo otoñal, lo crepuscular, la noche (aquí se alejan del Parnaso francés).
-Amor y erotismo. Aparecen poemas de amor delicado y, frente a ellos, otros de intenso erotismo: los primeros, de amor imposible, los segundos, de desenfreno, motivados por una actitud antisocial y amoral (búsqueda del escándalo).
-Temas americanos. No va en contra del cosmopolitismo: se trata de una evasión más hacia el pasado legendario, hacia los mitos indígenas. En Hispanoamérica esta línea será básica (siempre están muy preocupados por su propia identidad).
-Lo hispánico. Este tema se acentúa (sobre todo en Hispano-América) al advertir el auge de los Estados Unidos. Se reivindica lo español frente a los valores culturales de la civilización "yanqui".
En conclusión, se ansía un mundo armónico, pleno y rodeado de perfección.
Características de la estética modernista:
-Búsqueda de los valores sensoriales, para que todo sea un goce para los sentidos
-Prodigioso manejo del idioma. Se enriquece poderosamente el lenguaje poético. La palabra adquiere una importancia vital. Se cuida el sonido, el ritmo, la referencia histórica o cultural, los valores simbólicos. Se intenta renovar el significado de las palabras usuales, crear un léxico propio de la poesía.
-Enorme renovación en el campo de la métrica.

2.2. Modernismo Simbolista.
Parte del Simbolismo francés: Baudelaire, Rimbaud, Mallarmé, Verlaine. Lo esencial es la sugerencia (de ahí la importancia que dan a la música), el poder evocador de las palabras. El didactismo debe quedar desterrado.
El Modernismo Simbolista, si bien deja notar la influencia de todas las características señaladas para la línea parnasiana, toma otras vertientes distintas: su "evasión" no se produce hacia mundos lejanos, sino hacia el mundo interior del poeta.
Después de la interiorización el poeta vuelve sus ojos al mundo exterior. Se descubre el paisaje, que se entiende como símbolo de la situación del poeta o de otra realidad social. Cuando A.Machado nos hable del campo castellano, nos estará hablando o de sí mismo. Este paisaje tendrá un valor de símbolo .
El Modernismo español es más simbolista que el hispanoamericano.

3. Métrica modernista.
La métrica modernista está marcada por la experimentación y la renovación. Sus rasgos principales son:
-Uso de los versos alejandrinos (14), dodecasílabos (12), y eneasílabos (9), escasos en la tradición poética anterior.
-Introducción de novedades en las estrofas clásicas:
+Sonetos en alejandrinos, con serventesios en vez de cuartetos.
+Sonetillos (sonetos de arte menor).
+Abundante uso de la silva, en la que, además de los clásicos endecasílabos y heptasílabos, se añaden pentasílabos (5) y eneasílabos. También se escriben silvas octosílabas.
+Romances de 7, 9, 11 sílabas por verso.
+Uso de los endecasílabos dactílicos, con acentos principales en las sílabas 4ª, 7ª y 10ª.
+Uso generalizado del alejandrino en todo tipo de estrofas.
+Aparición del versolibrismo en las últimas etapas del Modernismo.

4. Escritores modernistas.
4.1. Rubén Darío.
-Nació en Nicaragua en 1867. Fue un hombre cosmopolita; viajó por toda Europa y América (Chile, Buenos Aires, España, París -en 1900...). Los excesos le llevan a la muerte en 1916.
-Es el creador y principal representante del Modernismo. Se caracteriza por su capacidad para poetizar todo tipo de temas: medievales, renacentistas, dieciochescos, americanos... Es el poeta del amor y el erotismo (Amorós), en un afán de gozar sin límites.
-Obra.
*Azul (1888). Observamos ya variedad de ritmos y metros. Son poemas de elegancia refinada, otros de enorme sensualidad. El libro fue desigualmente recibido (Valera le acusó de "galicismo mental").
Rubén Darío*Prosas profanas (1896; en 1901 se añaden 21 poemas). Junto con Azul, pertenece al Modernismo parnasiano. Esta obra representa la plenitud del movimiento. Se produce una castellanización de las formas francesas. Sorprende por la musicalidad de los versos, de enorme variedad: versos de 11, 9, 14, 12... Es una poesía preciosista, exótica, de fantasía refinada. El poeta, que ya declaró que detestaba "la vida y el tiempo que me tocó nacer", se refugia en una torre de marfil.
El último soneto del libro ("Yo persigo una forma...", poema nº54, añadido en 1901) marca la evolución en su estilo.
*Cantos de Vida y Esperanza (1905). Se produce una crisis en el esteticismo anterior. Ahora asistimos a una poesía más íntima, más preocupada por el Hombre, más angustiada. Por eso, en esta obra abundan temas serios, hondos, a veces muy amargos. Darío reflexiona sobre el arte, el placer, el amor, el tiempo, la muerte (preocupación obsesiva), la vida, la religión...
Destacan varios poemas: "Juventud, divino tesoro" y "Lo fatal". También trata temas españoles ("Salutación del optimista", escrito en hexámetros). Muy conocida es la "Oda a Roosevelt", en la que se critica el imperialismo de los Estados Unidos.
-Estética: Es el principal modernista. Lleva al máximo todos los postulados de este movimiento (originalidad, renovación métrica y estrófica, perfección formal, elevado número de figuras retóricas...). Su figura es fundamental el la lírica española de este siglo.

4.2. El Modernismo en España.
En España existía un ambiente premodernista similar al hispanoamericano, que resultó muy influido por la irrupción de Rubén Darío. El Modernismo en España vino a romper con el tradicionalismo de la poesía anterior.
Son fundamentales las figuras de Bécquer y Rosalía, puente a la modernidad. Su poesía intimista marcará a los mejores modernistas españoles (se ha hablado de un "Modernismo intimista", denominación que acogería a A.Machado y a Juan Ramón).
El poeta modernista más importantes es Manuel Machado (1874-1947).
-Injusticia histórica con M.Machado.
-Brillantez poética. Preciosismo. Elegancia. Decadentismo. Poesía desarraigada y escéptica.
-Entre Andalucía y París; se deja notar muy fuertemente el influjo de Verlaine. Alma(1902) es su mejor obra: ligereza, agilidad, gracia, colorismo.
LA GENERACIÓN DEL 98

1. Introducción.
La Generación del 98 se llama así en alusión a la pérdida de Cuba por España.
La realidad de la España finisecular es sumamente compleja. A lo largo del siglo XIX el país vive una problemática situación político-social que se manifiesta en la Revolución burguesa del 1868. La posterior restauración borbónica (1875) no mejora mucho la situación, sino que, al contrario, la empeora al poner de manifiesto la falacia de una monarquía unificadora. Este siglo lleno de revueltas sociales, de partidos políticos, de cambios dinásticos... alcanza en 1898 su más alto momento de crisis con la guerra con los EEUU y el desastre de Cavite y Santiago. Con esta guerra, que trae como consecuencia la liquidación de las últimas colonias, se pierde la fe en la clase dirigente y en los ideales de España como nación.
La generación del 98 manifiesta el malestar español acumulado, en general, durante el siglo entero y, en particular, desde la Restauración borbónica. En los últimos años del siglo se intenta buscar una explicación a los males nacionales en el estudio del alma española (estudio psicológico de las nacionalidades). Para llevar a cabo este estudio del alma española se indaga en la tradición.

2. El Concepto de Generación aplicado al 98.
Es Azorín quien propone esta denominación en unos artículos de 1913. Incluye en dicho grupo a autores como Unamuno, Baroja, Maeztu, Valle-Inclán, Benavente, Rubén Darío, que se caracterizan todos ellos por su espíritu de protesta y su profundo amor al arte.
Aunque la idea fue rechazada inicialmente por algunos miembros de la generación como Baroja, el concepto se impone finalmente.
Los requisitos generacionales aplicados al 98
• 1. Nacimientos en años poco distantes: 1864-1875
• 2. Formación intelectual semejante: autodidactismo
• 3. Relaciones personales: amistad, tertulias, revistas, "Grupo de los Tres",...
• 4. Participación en actos colectivos propios: homenaje a Larra,...
• 5. Presencia de un guía: Nietzsche, Schopenhauer, (Unamuno)
• 6. Lenguaje generacional: ruptura con el lenguaje precedente
• 7. Anquilosamiento de la generación anterior.

3. Significación literaria del 98
Los noventayochistas contribuyen poderosamente a la renovación literaria de principios de siglo. Como los modernistas, repudian la retórica o el prosaísmo de la generación anterior (con excepciones). Retrocediendo en el tiempo, Larra fue considerado un precursor. También sintieron una especial reverencia por algunos clásicos: Fray Luis de León, Cervantes, Quevedo,... y muestran fervor por la literatura medieval: el Poema de Mio Cid, Berceo, Jorge Manrique, el Arcipreste de Hita. Estas preferencias explican sus novedades estilísticas. Azorín afirmaba, por ejemplo, que una obra era mejor, cuantas menos y más elegantes palabras hicieran brotar más ideas. Es ésta la primera nota común del lenguaje generacional, la voluntad de ir a las ideas, al fondo.
Con esto enlaza el "sentido de la sobriedad" y la voluntad antirretórica que va acompañada de un exigente cuidado del estilo (por la repulsa del prosaísmo). El estilo predominante es pues antirretórico y cuidado.
Otro rasgo común es el gusto por las palabras tradicionales y terruñeras. Todos los noventayochistas ampliaron el caudal léxico gracias a su conocimiento del habla de los pueblos o de las fuentes clásicas.
Cabe reseñar también el subjetivismo, otro rasgo esencial de la estética del 98. De aquí proviene el lirismo, que desvela el sentir personal de los autores. También de aquí proceden la dificultad al intentar separar lo visto de la manera de mirar: paisaje y alma, realidad y sensibilidad, que llegan a fundirse íntimamente.
Señalemos también las innovaciones en los géneros literarios. En el 98 se configura el ensayo moderno con su flexibilidad para recoger temas muy variados.
En suma, la renovación estética de los noventayochistas es tal, y tales sus logros literarios, que la crítica ha abierto con ellos - y los modernistas -la Edad de Plata de nuestra literatura.