jueves, 11 de marzo de 2010

ERA UN AIRE SUAVE... / Rubén Darío

Era un aire suave, de pausados giros;
el hada Harmonía rimaba sus vuelos,
e iban frases vagas y tenues suspiros
entre los sollozos de los violoncelos.

Sobre la terraza, junto a los ramajes,
diríase un trémolo de liras eolias
cuando acariciaban los sedosos trajes,
sobre el tallo erguidas, las blancas magnolias.

La marquesa Eulalia risas y desvíos
daba a un tiempo mismo para dos rivales:
el vizconde rubio de los desafíos
y el abate joven de los madrigales. […]

Al oír las quejas de sus caballeros,
ríe, ríe, ríe la divina Eulalia,
pues son un tesoro las flechas de Eros,
el cinto de Cipria, la rueca de Onfalia.

¡Ay de quien sus mieles y frases recoja!
¡Ay de quien del canto de su amor se fíe!
Con sus ojos lindos y su boca roja,
la divina Eulalia ríe, ríe, ríe.

Tiene azules ojos, es maligna y bella;
cuando mira, vierte viva luz extraña;
se asoma a las húmedas pupilas de estrella
el alma del rubio cristal de Champaña. […]

El teclado armónico de su risa fina
a la alegre música de un pájaro iguala.
Con los staccati de una bailarina
y las locas fugas de una colegiala.

¡Amoroso pájaro que trinos exhala
bajo el ala a veces ocultando el pico;
que desdenes rudos lanza bajo el ala,
bajo el ala aleve del leve abanico!

Cuando a media noche sus notas arranque
y en arpegios10 áureos gima Filomela,
y el ebúrneo cisne, sobre el quieto estanque,
como blanca góndola imprima su estela,

la marquesa alegre llegará al boscaje,
boscaje que cubre la amable glorieta
donde han de estrecharla los brazos de un paje,
que siendo su paje será su poeta.

Al compás de un canto de artista de Italia
que en la brisa errante la orquesta deslíe,
junto a los rivales, la divina Eulalia
la divina Eulalia ríe, ríe, ríe. […] Rubén Darío

ESTRUCTURA EXTERNA.
Es poema no completo de Rubén Darío. Los versos se agrupan de cuatro en cuatro, por tanto son serventesios por la estructura de la rima. Los versos miden doce sílabas métricas, dodecasílabos. Son versos de arte mayor compuestos con una cesura entre la sílaba seis y siete. La rima es consonante con la siguiente disposición: ABAB.

ESTRUCTURA INTERNA.
Del verso 1 / 8. Descripción de la escena y el ambiente refinado donde se desarrolla la escena galante: hay una música de orquesta de fondo, es al atardecer y la temperatura es suave.
Del verso 9 / 16. La marquesa Eulalia es cortejada por dos hombres: un vizconde y un abate que se quejan de que no les presta atención.
Del verso 17 / 28. Hay un retrato de la marquesa. Se resalta su belleza, aunque es traviesa, juguetona y poco de fiar.
Del verso 29 / 40. Se descubre las razones por las que no está interesada en las propuestas de esos hombres. La marquesa está enamorada de un paje con el que se encontrará a media noche en la glorieta del parque.
Del verso 41 / 44. Continúa la escena galante. Mientras llega la media noche, la marquesa disfruta de la fiesta y con el desdén con el que trata a sus pretendientes.

TEMA.
El desdén que muestra la marquesa Eulalia, enamorada de un paje,a dos pretendientes.

RESUMEN.
En la terraza de un palacio en la que se oye la música lejana de una fiesta cortesana, la marquesa Eulalia juguetea con dos pretendientes: un vizconde y un abate que se quejan de los desdenes amorosos con que son tratados. Ella se ríe discretamente de ellos, orgullosa de su belleza y segura en el amor que profesa a un hombre inferior socialmente, su paje, con el que se encontrará a media noche en la glorieta de los jardines del palacio.

CARACTERÍSTICAS DE PRESENTES EN ESTE TEXTO.
En el texto encontramos bastantes características del modernismo parnasiano. La poesía es una muestra del dominio del lenguaje de Rubén Darío, preocupado sobre todo en esta primera etapa por la estética, pues desde el punto de vista del contenido, el poema transmite pocas emociones.
Así, encontramos reflejado un mundo aristocrático, exquisito en sus gustos y en su forma de vida: una fiesta cortesana con personajes mundanos y fuera de todo contacto con la realidad del momento. A los modernistas no les interesaba la realidad, el momento que les toca vivir -escapismo-, como despreciaban la vulgaridad o el estilo ramplón y prosaico. El poema es una buena muestra de ello.
Otras notas propias del movimiento es la presencia llamativa de referencias mitológicas, versos 15 y 16, todas ellas alusivas al amor.
Este se presenta con connotaciones eróticas. Por otra parte, se exalta la relación prohibida, por la diferencia social, de la marquesa con un paje.
Algunos de los símbolos archirrepetidos del modernismo como el cisne, el champán, las sedas, las referencias musicales... aparecen en el poema.
Desde el punto de vista métrico, los modernistas renovaron o revitalizaron estrofas y metros casi inutilizados por la tradición poética española, como es el uso de dodecasílabos empleados en este poema.

FIGUREAS LITERARIAS. Estas son algunas de las figuras que comentamos.

ALITERACIÓN.Versos 31/32
que desdenes rudos lanza bajo el ala,
bajo el ala aleve13 del leve abanico!
Repetición del sonido lateral de las /l/ que reproduce el aleteo del abanico

Versos 14, 20..
ríe, ríe, ríe la divina Eulalia,
Repetición del fonema vibrante /r/ que reproduce el sonido de la risa.

HIPÉRBATON, verso 10
sobre el tallo erguidas, las blancas magnolias.
Las blancas magnolias, erguidas sobre los tallos, acariciaban...

EPÍTETO Verso 10
Las blancas magnolias.
Se resalta una cualidad propia de las magnolias.

PARALELISMO Versos 11 Y 12
el vizconde1 rubio de los desafíos
y el abate joven de los madrigales.
Se repite la misma estructura sintáctica en los dos versos, con lo cual se acrecienta el ritmo.

PERSONIFICACIÓN Verso 4
entre los sollozos de los violoncelos
Las notas de los violoncelos parecían sollozos, como los que se oía a las personas que estaban en la fiesta.

Versos 7/8
cuando acariciaban los sedosos trajes,
sobre el tallo erguidas, las blancas magnolias.
Refinamiento de los trajes, de las flores que acarician..

METÁFORA Versos 15/16
pues son un tesoro las flechas de Eros,
el cinto de Cipria1, la rueca de Onfalia.
Esos términos metafóricos, cargados de connotaciones amorosas, se refiere a que la marquesa está enamorada ya, -término real-.

Verso 24
el alma del rubio cristal de Champaña.
Esa metáfora se refiere al siguiente término real: la mirada de Eulalia es chispeante, viva, juguetona, que son algunas connotaciones que se pueden asociar a esa bebida.

Verso 25
El teclado armónimo de su risa fina
El término real es la dentadura perfecta y blanca; también la risa musical, contagiosa de la chica.
RETRATO Versos 17/28
¡Ay de quien sus mieles y frases recoja!
¡Ay de quien del canto de su amor se fíe!
Con sus ojos lindos y su boca roja,
la divina Eulalia ríe, ríe, ríe.

Tiene azules ojos, es maligna y bella;
cuando mira, vierte viva luz extraña;
se asoma a las húmedas pupilas de estrella
el alma del rubio cristal de Champaña. […]

El teclado armónico de su risa fina
a la alegre música de un pájaro iguala.
Con los staccati de una bailarina
Se resaltan algunos rasgos físicos y de la personalidad de la marquesa Eulalia.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Guau!, esta completísimo.

Anónimo dijo...

GRACIAS ESTA EXCELENTE

Anónimo dijo...

me ha servido mucho de ayuda graciasssss

Alvaro Pastor dijo...

muchisimas gracias esta genial estructurado y muy completo

Anónimo dijo...

Muy completo,me ha ayudado un montón,gracias