viernes, 30 de abril de 2010

Las señas del esposo / Comentario de este romance.

Las señas del esposo

-Caballero de lejas tierras,
llegáos acá y paréis,
hinquedes la lanza en tierra,
vuestro caballo arrendéis.
Preguntaros he por nuevas 5
si mi esposo conocéis.
-Vuestro marido, señora,
decid ¿de qué señas es?
-Mi marido es mozo y blanco,
gentil hombre y bien cortés, 10
muy gran jugador de tablas
y también del ajedrez,
En el pomo de su espada
armas trae de un marqués,
y un ropón de brocado 15
y de carmesí al envés;
cabe el fie rro de la lanza
trae un pendón portugués,
que ganó en unas justas
a un valiente francés. 20
-Por esas señas, señora,
tu marido muerto es;
En Valencia le mataron,
en casa de un ginovés,
sobre el juego de las tablas 25
lo matara un milanés.
Muchas damas lo lloraban,
caballeros con arnés,
sobre todo lo lloraba
la hija del ginovés; 30
todos dicen a una voz
que su enamorada es;
si habéis de tomar amores,
por otro a mí no dejéis.
-No me lo mandéis, señor, 35
señor, no me lo mandéis,
que antes que eso hiciese,
señor, monja me veréis.
-No os metáis monja, señora,
pues que hacerlo no podéis, 40
que vuestro marido amado
delante de vos lo tenéis.

PARA VER EL COMENTARIO PINCHA AQUÍ.

miércoles, 28 de abril de 2010

La más bella niña de nuestro lugar / Luis de Góngora.




 La más bella niña de Luis de Góngora y Argote

La más bella niña
de nuestro lugar,
hoy viuda[1] y sola
y ayer por casar[2],
viendo que sus ojos
a la guerra van,
a su madre dice
que escucha su mal:
Dejadme llorar,
orillas[3] del mar…

Pues me distes[4], madre,
en tan tierna edad
tan corto el placer
tan largo el penar,
y me cautivastes[5]
de quien hoy se va
y lleva las llaves
de mi libertad,
Dejadme llorar,
orillas del mar…

En llorar conviertan
mis ojos de hoy más[6]
el sabroso oficio
del dulce mirar,
pues que no se pueden
mejor ocupar
yéndose a la guerra
quien era mi paz,
Dejadme llorar,
orillas del mar…

No me pongáis freno
Ni queráis culpar;
que lo uno es justo,
lo otro por demás[7].
Si me queréis bien
no me hagáis mal;
harto peor fuera
morir y callar.
Dejadme llorar,
orillas del mar…

Dulce madre mía,
¿quién no llorará,
aunque tenga el pecho
como un pedernal,
y no dará voces
viendo marchitar
los más verdes años
de mi mocedad?
Dejadme llorar,
orillas del mar..

Váyanse las noches,
pues ido se han
los ojos que hacían
los míos velar;
váyanse, y no vean
tanta soledad
después que en mi lecho
sobra la mitad.
Dejadme llorar,
orillas del mar…


























ESTRUCTURA EXTERNA.
Nos encontramos un texto completo escrito en versos hexasílabos, de arte menor, que se agrupan en estrofas de ocho versos; al final de cada una se repite un estribillo formado por un pareado, con rima consonante; mientras que la rima de las estrofas es asonante en los versos pares y quedan libres los impares. Se trata de un romancillo.
El discurso que predomina es un soliloquio de la joven dirigido a su madre para que le deje desahogarse. Los primeros versos describen a la joven. Y dentro de su discurso nos encontramos narración, al recordar su casamiento, y argumentación, pues intenta convencer a su madre de que la deje desahogarse.

ESTRUCTURA INTERNA.
1/8 Introducción a modo de presentación de la muchacha que se desahoga con su madre por la partida de su marido a la guerra. Se realiza en 3ª persona.
9/10 Estribillo que se repite después de cada estrofa en el que pide a su madre permiso para desahogarse a su gusto.
11/60 Lamentaciones en primera persona de la chica en las que hace referencia a su casamiento siendo muy joven y petición a su madre de que le deje llorar para desahogarse ante la perspectiva de encontrarse sola siendo tan joven.

TEMA.
Lamentaciones amorosas de una joven recién casada a su madre por la partida de su esposo.

RESUMEN.
Una joven muy guapa, recién casada se queda sola porque su marido se va a la guerra. Se desahoga con su madre, su confidente, diciéndole que la deje llorar por lo poco que le ha durado el placer y la compañía de su esposo.

CARACTERÍSTICAS DE LA POESÍA BARROCA PRESENTES EN ESTE POEMA
En este poema Góngora imita las cancioncillas de la lírica tradicional de la Edad Media. Con ellas comparte la estructura, la temática y la métrica. Efectivamente, se trata de unas lamentaciones amorosas en boca de una chica joven que se lamenta por la ausencia de su marido que se ha ido a la guerra. La función de confidente, con quien se desahoga, es su madre. La métrica con versos de arte menor y rima asonante es propia de estas composiciones.
Sin embargo, notamos en su composición la mano de un autor culto, como es Góngora: la métrica perfecta con la distribución de los versos en estrofas y la propia extensión del poema, demasiado extenso para ser de la lírica tradicional. Y además la presencia llamativa de muchas figuras retóricas, propias de la elaboración culta.
Aunque el motivo central de la creación es la imitación de los poemas líricos tradicionales de la Edad Media, observamos algunos temas presentes en la poesía barroca: la brevedad del placer, del amor. También el paso rápido del tiempo: la joven casi niña se casa temprano y casi sin darse cuenta se queda viuda; es la transformación constante de la vida.

FIGURAS LITERARIAS.
FIGURA
Versos
EJEMPLO
EXPLICACIÓN
Paralelismo
13 y 14
Tan corto el placer
Tan largo el pesar
Repetición de la misma estructura sintáctica. Se consigue ritmo.
En estos versos tenemos también antítesis.
Elipsis
3 y 4
Hoy viuda y sola
Y ayer por casar
Se sobreentienden los verbos está y estaba. Se consigue concisión en la expresión.
Sinécdoque
5
Viendo que sus ojos
Se toma una parte del marido, como son sus ojos, por todo él. A través de él, de sus ojos, miraba ella el mundo; se ha marchado a la guerra y ha perdido la ilusión por vivir.
Antítesis
23 y 24
El sabroso oficio
Del dulce mirar
Contraposición de lo que significa la marcha: de vivir feliz ha pasado a sufrir por su marcha.
3 y 4
Hoy viuda
Ayer por casar
17 y 18
Yéndose a la guerra / quien era mi paz
35 y 36
Si me queréis bien
No me hagáis mal
Comparación
44
El pecho como un pedernal
Compara la dureza del corazón con algo duro como es una piedra.
Metáforas
15
Y me cautivastes
De quien…
Al casarla su madre con ese hombre perdió su libertad de soltera, término real de la expresión metafórica: cautivaste.
17 y 18
De quien hoy se va / y lleva las llaves / de mi libertad.
El término real al que se refiere la metáfora, es su matrimonio. Se ha comprometido con ese hombre.

28
Yéndose a la guerra
quien era mi paz
La paz de la joven esposa (Término imaginario) era la seguridad y tranquilidad que compartía con su esposo (término real)
Sinestesia
23, 24
En llorar conviertan
mis ojos de hoy más
el sabroso oficio
del dulce mirar,
Se pone de manifiesto lo que la espera a la joven a partir de ese momento: llorar. Su mirada estará llena de lágrimas. El llorar y el mirar se relacionan mediante la mezcla de sensaciones procedentes de los sentidos de la vista –mirar- y el sabor –sabroso y dulce.












































[1] Porque la deja sola su esposo.
[2] Su matrimonio es muy reciente.
[3] A orillas.
[4] Diste.
[5] Cautivaste
[6] A partir de hoy
[7] Lo otro (culparla9 sería inútil o excesivo.

jueves, 15 de abril de 2010

¿Ayudan los hombres en el hogar ahora más que antes?

Creo que sí, porque anteriormente las mujeres eran muy importantes para el hogar, porque ellas eran las únicas que se ocupaban de la casa, ya que los hombres no sabían o no podían realizar ninguna de las labores. Pero ahora eso ha cambiado, ya que hay más igualdad entre hombres y mujeres y las labores del hogar son tareas que todo el mundo puede y sabe realizar.

Reflexionad sobre el mundo de las drogas en los jóvenes.

A propósito de la noticia publicada en elmundo.es titulada “Cuantos más años se fumen “porros”, más riesgo de “psicosis”, reflexionad sobre el mundo de las drogas en los jóvenes.

"Los jóvenes comienzan a tomar drogas por mimetismo, porque lo realizan sus amigos y ellos no van a ser menos. Pero deben de saber que ése no es el camino correcto: no porque lo realicen tus amigos tú también lo debes realizar.
Además, lo que en un principio parece beneficioso, acaba siendo un problema del que resulta muy difícil recuperarse. Lo que deberían saber los jóvenes es que a largo plazo los efectos dejan de ser beneficiosos
para ser perjudiciales, tanto para la mente (psicosis) porque puede distorsionar la realidad, como para la gente que te rodea. porque sin tú saberlo sufren y mucho un problema del que puede que tú no seas consciente."



"Yo pienso que eso es el inicio en el mundo de las drogas, por ahí se empieza y partiendo de ese punto unos se enganchan a la droga en profundidad mientras que otros van abandonando ese mundo.
Los que se acostumbran a tomar droga, cada vez aumentan ms su consumo, puesto que es una sustancia adictiva y llega el momento en el que se encuentran totalmente enganchados, sienten que dependen de ella para vivir; aquí ya no hay vuelta atrás , se han convertido en unos “drogatas”.
Es fundamental que los jóvenes estén informados sobre el complicado mundo de la droga, que ocasiona muchos problemas y lleva a la muerte en muchos casos, a la delincuencia, al deterioro físico y mental de la persona que consume, produciendo enfermedades mentales muy peligrosas y otros muchos conflictos…
Muchos de los adolescentes se meten en el mundo de la droga con inocencia, para ellos es diversión, quieren probar algo nuevo, algo poco habitual y en la mayoría de los casos se juntan con personas que no son convenientes para ellos, las cuales manipulan su personalidad por lo que el sujeto termina probando esa droga para sentirse integrado en el grupo porque, como todos lo toman, piensa que si él no lo hace será el rarito y le terminan convenciendo".


"Es muy común experimentar con drogas en la adolescencia, pero desgraciadamente los adolescentes no ven las consecuencias que pueden causar en el mañana. Yo pienso que las razones por las que algunos adolescentes las toman, además de por curiosidad, es para sentirse adultos o pertenecer a un grupo; sólo porque piensan que están “fuera de la onda” o que sus amigos que lo consumen van a dejar de serlo porque ellos no lo hagan. La mayoría cuando empiezan suelen decirse “voy a probar y parar ahí”, pero no se dan cuenta de que una vez que lo hayas probado es difícil dejarlo. Piensan “eso no me va a pasar a mí”. La mayoría sigue consumiendo drogas según van pasando los años, y como consecuencia estas personas, además de perder neuronas, se van degenerando."