miércoles, 30 de octubre de 2013

Comentario de texto de la Rima XLI / Gustavo Adolfo Bécquer






Tú eras el huracán y yo la alta
torre que desafía su poder:
¡tenías que estrellarte o abatirme!...
¡No pudo ser!

Tú eras el Océano y yo la enhiesta
roca que firme aguarda su vaivén
¡tenías que romperte o que arrancarme!...
¡No pudo ser!

Hermosa tú, yo altivo; acostumbrados
uno a arrollar, el otro a no ceder;
la senda estrecha, inevitable el choque...
¡No pudo ser!

ESTRUCTURA EXTERNA:
Es un texto escrito en verso. El poema está compuesto por tres estrofas de cuatro versos cada una. Los versos son endecasílabos, por tanto versos de arte menor simples, excepto el cuarto verso de todas las estrofas, que es un verso quebrado de cinco sílabas, pentasílabo. Riman en asonancia los versos pares quedando libres los impares. No hay ninguna estrofa clásica con esta estructura. Los románticos no respetaron las estrofas clásicas y usaron nuevas combinaciones de versos, que es una muestra más de su libertad creativa. El ritmo es yámbico al caer el acento estrófico en sílaba par.
Encontramos dos encabalgamientos suaves en los versos 2 y 6; no hay ninguna pausa antes de la quinta sílaba métrica en el verso encabalgado: …la alta / torre que…; la inhiesta / roca…
La estructura de las dos primeras estrofas es exactamente igual:
-Los encabalgamientos comentados.
-La presencia del último verso quebrado.
-Las mismos enunciados exclamativos en el tercer verso de cada estrofa.
El poema es fundamentalmente descriptivo. Se dice cómo es el carácter de los amantes y las consecuencias de ese carácter tan diferente. Por otra parte, la mayor parte de los recursos literarios que encontramos son propios de la descripción. Pero, además, podríamos considerar que el poema también es una argumentación poética explicando las causas por las que la relación entre los amantes no continuó adelante.

ESTRUCTURA INTERNA.
Lo podemos dividir en dos partes:
1/8, las dos primeras estrofas en las que se plantean dos imágenes metafóricas que se refieren al carácter o personalidad de los amantes: el huracán que bate la torre y el océano que choca contra la roca.
9/12, la última estrofa en la que se describe la personalidad tan opuesta de ambos y la postura tan poco conciliadora que adoptaban cada uno en los conflictos de pareja.

TEMA.
Reflexión del poeta sobre las razones por las que su relación amorosa se rompió.

RESUMEN.
El poeta reflexiona sobre la relación amorosa que mantuvo y analiza las causas que contribuyeron a la ruptura. La causa principal es el carácter intransigente de los dos: el poeta era demasiado orgulloso y ella estaba acostumbrada a imponer su voluntad. La personalidad tan opuesta de los dos se compara con dos metáforas: un huracán, ella, que choca contra una torre, él; y el océano, ella, que se estrella contra las rocas, él.

Figura literaria
Verso
Cita
Explicación.
Paralelismo
1/4
5/8

Se repite idéntica estructura en las dos primeras estrofas.
Epifonema
Verso
quebrado
¡No pudo ser!
Esta frase exclamativa final sirve de colofón a lo enunciado anteriormente en cada una de las estrofas.
Elipsis
9
11
Hermosa tú, yo altivo.
La senda estrecha, inevitable el choque
Supresión de la cópula; supone concisión, identificación de la cualidad con la persona.
Quiasmo
11
La senda estrecha, inevitable el choque
Inversión de la estructura sustantivo + adjetivo; adjetivo + sustantivo.
Antítesis (temática)
Todo el poema
Repetición en cada una de las estrofas de los pronombres personales y yo, como enfrentamiento de los dos amantes.
Metáfora continuada
1/4
5/8

Ella es un huracán, una persona impetuosa, impulsiva; es un océano, una persona incontenible, con mucha energía. Él es una torre, una roca, una persona testaruda, firme, intransigente, orgulloso
Metáfora
11
La senda estrecha, inevitable el choque
El conflicto en la relación personal y amorosa era inevitable por la incompatibilidad de sus caracteres.


Características de El Romanticismo y de Bécquer presentes en el texto.
Una de las características del movimiento es la expresión de las angustias y sentimientos más profundos del poeta. En esta rima Bécquer se centra en el análisis del carácter de cada uno de los dos amantes y en cuál fue el origen del fin de la relación amorosa. Se trata de la expresión de sus intimidades, de la exhibición de su yo más profundo.
Desde el punto de vista de la forma, este contenido se expresa de manera casi esquemática y paralela, en una composición muy breve con un estribillo final en cada una de sus tres estrofas, que sintetiza la idea principal del poema.
Desde el punto de vista métrico, ya resaltamos la novedad de la combinación de versos, fruto de la libertad creativa propia de los románticos y también de la inclinación hacia la asonancia.
Desde el punto de vista del estilo, observamos que el poeta huye del retoricismo y grandilocuencia del discurso romántico clásico; en cambio, se percibe la influencia de la lírica germana de Heine, con una expresión de tono menor de los sentimientos. No en vano, el poeta sevillano escribe cuando el Romanticismo ha perdido su vigor.
En cuanto a la temática, la rima corresponde al grupo de las que expresan el desamor, una vez que la relación amorosa ha llegado a su fin.

No hay comentarios: