martes, 4 de noviembre de 2014

Comentario de texto de la rima II de Gustavo Adolfo Bécquer.




Saeta que voladora
cruza, arrojada al azar,
y que no se sabe dónde
temblando se clavará;

hoja que del árbol seca
arrebata el vendaval,
sin que nadie acierte el surco
donde al polvo volverá;

gigante ola que el viento
riza y empuja en el mar
y rueda y pasa y se ignora
qué playa buscando va;

luz que en cercos temblorosos
brilla próxima a expirar,
y que no se sabe de ellos
cuál el último será;

eso soy yo que al acaso
cruzo el mundo sin pensar
de dónde vengo ni a dónde
mis pasos me llevarán.

Comentario de texto.
ESTRUCTURA EXTERNA:
Es un breve poema con versos octosílabos, por tanto de arte menor, que agrupa sus versos de cuatro en cuatro. Riman los versos pares en asonancia, quedando libres los impares; se trata de una copla.
Se trata de una descripción poética de cuatro elementos, saeta, hoja, ola y luz, que sirven de término de comparación de cómo es el propio poeta.

ESTRUCTURA INTERNA.
Podemos dividir el poema en dos partes, que se corresponden con los dos elementos de las metáforas impuras: la primera parte, son la cuatro imágenes metafóricas y la segunda, el término real; es decir, la expresión angustiosa del poeta sobre la incertidumbre de no saber lo que le pasará en la vida.
Las cuatro imágenes son las siguientes:
1ª Una saeta lanzada el aire que no se sabe dónde se clavará.
2ª Una hoja seca arrancada del árbol por un fuerte viento que no se sabe dónde caerá.
3ª Una ola en alta mar que no se sabe en qué playa romperá.
4ª Una luz brillando a punto de apagarse de la cual no se sabe qué punto será el último en lucir.

TEMA.
El tema más importante es la incertidumbre existencial sobre el destino del poeta.
RESUMEN.
El poeta expresa el desconcierto en el que vive. Esta angustia vital se manifiesta en las dudas sobre el origen de él mismo y sobre todo de cómo será el futuro de los años que le quedan de vida y lo que hay después. La incertidumbre está expresada con cuatro imágenes, cada una en una estrofa. La primera imagen es la de una saeta en el aire que no se sabe dónde se clavará; la segunda, una hoja arrastrada por el viento que no se sabe dónde caerá; la tercera, una ola en el mar que no se sabe a qué playa irá a parar; por último, una luz débil que está a punto de apagarse y no se sabe cuál será el punto último en lucir. Con estas imágenes el poeta expresa su inseguridad de cara al futuro.

FIGURAS LITERARIAS.
FIGURA
VERSO
CITA
COMENTARIO
POLISÍNDETON
10, 11
Riza y empuja en el mar,// y rueda y pasa, y no sabe…
La conjunción Y une una serie de verbos de movimiento. La sensación que produce es una enumeración de acciones que no acaba. Se incrementa la incertidumbre, zozobra interior del poeta, ya que la imagen corresponde a lo que le sucede a su alma.
HIPÉRBATON
5 Y 6
Hoja que  del árbol seca// arrebata el vendaval
Con la anteposición del C.D. al inicio de la oración lo que se consigue es ponderar ese nombre, imagen metafórica que corresponde al propio poeta. Por otra parte, el adjetivo seca también está desplazado del núcleo nominal al que se refiere: hoja.
PARALELISMOS
Cuatro estrofas
Saeta, hoja, gigante, luz = eso
Se inicia cada una de las estrofas con un sustantivo al que le sigue una proposición subordinada adjetiva.
Clavará, volverá, va, brillará, llevarán
Todas las estrofas terminan con un verbo en futuro.
PERSONIFICACIÓN
4
Saeta…temblando
Atribución de cualidades humanas a objetos.
6
…arrebata el vendaval
METÁFORAS
Todo el poema

La estructura del poema es una metáfora impura continuada. Las cuatro primeras estrofas son los términos metafóricos que corresponden al término real: el propio poeta.
18
Cruzo el mundo
Es un término metafórico que corresponde a la vida que lleva el poeta (Término real).

Características de la poesía romántica presentes en este texto.
Es una composición muy sencilla, propia del romanticismo intimista y sentimental de Bécquer.
En cuanto a la métrica, podemos decir que el romanticismo siente especial predilección por el romance como medio idóneo para expresar esa lírica esencial e intimista.
El tema transcendental que se desarrolla es de tipo existencial, como consecuencia del enfrentamiento entre el yo del poeta y el mundo, la vida, los otros... La serie de imágenes utilizadas, saeta lanzada al aire, hoja de árbol seca llevada por el viento, ola en el mar, la vibración de un rayo de luz, le sirve para expresar la incertidumbre del ser humano sobre el sentido de la vida y, sobre todo, la angustia de no saber lo que nos deparará el futuro.