miércoles, 17 de febrero de 2010

Temas 1 y 2. Textos de opinión en la prensa

Si quieres ver el tema en PDF, pincha en este enlace o en este otro.

Temas 1 y 2. El lenguaje periodístico. Comprensión y composición de textos escritos relacionados con mensajes de los medios de comunicación atendiendo especialmente a los géneros de opinión como editoriales, columnas y artículos de fondo.

Géneros de opinión
A él pertenecen los textos que aparecen en el periódico en los que el emisor no tiene como función primordial informar, sino analizar, interpretar, comentar u opinar sobre las ya tratadas.
Estos textos de opinión están repartidos en todo el periódico, aunque normalmente hay unas páginas en las que se suelen concentrar la mayor parte de ellos.
La prensa escrita es la que suele acumular en sus páginas más textos de opinión; sin embargo, hay medios de comunicación audiovisuales que cada vez incorporan más estos géneros para influir en sus espectadores.

1. CARTAS AL DIRECTOR.
Son textos remitidos al director del periódico por los lectores que desean comentar alguna información, o por personas que se ven aludidas en noticias publicadas en el periódico que desean matizar la información ofrecida, o por expertos en la materia de la que se ha escrito que ponen de manifiesto errores o critican la falta de rigor de lo publicado.

El espacio dedicado a insertar las cartas suele ser pequeño por lo que el periódico debe hace una selección porque recibe diariamente muchas más cartas de las que puede publicar. Así ve que el contenido lo decide y determina el periódico y no el lector.

El periódico establece ciertas normas para la publicación de esas cartas: conocer al remitente (nombre, apellidos, teléfono, DNI), un número de líneas concretas... La titulación corre a cargo del periódico. Del mismo modo se reserva el derecho de resumen.

2. DEFENSOR DEL LECTOR.
También llamado Ombudsman. Junto con las CARTAS AL DIRECTOR suponen el contacto directo prensa-lector, mediante quejas y valoraciones.

El conjunto de trabajadores que editan un periódico y sus lectores forman una comunidad con unos vínculos fundados en unos comportamientos más o menos previsibles por parte de la redacción del periódico. Cuando el lector encuentra algo que no se adapta a lo esperado, se molesta y alguno acude a una persona que medie entre él y los periodistas. Este mediador es el Defensor del Lector o el ombudsman.

Los escritos de los lectores son como hojas de reclamaciones o demandas que formulan ante él, como si se tratase de un juez. Así investiga sus denuncias y adopta las medidas correctoras si son necesarias. Por eso, una vez efectuada la demanda por un lector, investiga si lo criticado es con razón o no, se entrevista con el redactor para oír las alegaciones que crea oportunas... La respuesta del ombudsman se publica los domingos y es como una sentencia con las conclusiones o aclaraciones derivadas de su investigación.

3. EDITORIAL.
Se le considera el texto de opinión más importante. Representa a la empresa que publica el periódico, por lo que no va firmado. Se elabora por parte de la redacción, el director o algún miembro de la parte de opinión del periódico. El estilo es sobrio, comedido… pero muy analítico.

Trata temas de actualidad, los más importantes del día. Suele primar la política y, últimamente, la economía.

FUNCIONES
- Opinión de la publicación (empresa) sobre hechos que considera importante.
- Sirve de recordatorio de algunos de los hechos relevantes para poder contextualizar la información.
- Poner a la luz el sentido más escondido de los hechos. Clarificar los hechos.
- Función persuasiva: pretende que, mediante razonamientos, el lector valore el hecho igual que los editorialis-tas.

ESTRUCTURA
A. Título.
Existe libertad pero siempre adecuado al contenido del texto, coherente con lo que después se va a contar en el editorial. Debe ser breve (2-3 palabras) y valorativo: que ya anuncie la tesis, el planteamiento.

B. Texto.
Lo normal es que la primera parte del editorial comience con la exposición breve de la noticia que da pie al editorial, y dentro de ese primer párrafo se valora la noticia.
A continuación se va desarrollando el cuerpo del editorial como interpretación, reacción, opinión, en torno a ese hecho principal.
Como cierre se puede hacer hincapié en el punto más importante del editorial o una recapitulación breve de lo dicho anteriormente.

4. SUELTO O GLOSA.
Texto breve, con un toque de humor que algunos consideran breves editoriales. Es una variedad del editorial, suelen ser trabajos anónimos como los editoriales, o firmados con iniciales personales o seudónimos que engloban un equipo de editorialistas del periódico.

Su estilo es más suelto y desenfadado. Brevedad e intención. Para que el suelto sea efectivo deberá tratar el tema sin agotarlo, deteniéndose en un aspecto concreto y delimitado. Frase breve, párrafos cortos, lenguaje muy sencillo, claridad, ironía, humor, con un tono de charla coloquial, sin retoricismos.

5. COMENTARIO.
Texto argumentativo cuyas características son las de tener generalmente como autor a un periodista, en muchas ocasiones con una responsabilidad dentro del organigrama de la redacción. Son periodistas capaces de ofrecer al público una opinión desde dentro del periódico sin que éste tenga que delegar en sus colabo-radores prácticamente todas las valoraciones que emite.
El comentario se inserta generalmente dentro de las diversas secciones del ejemplar diario: internacional, deportes, economía, etc.
El comentario pretende un dominio de lo que se “cuece” en los diversos ámbitos de la actualidad, y por ello se presenta como un texto de opinión más ligado al editorial.

ESTILO. El comentarista tiene mayor margen para expresarse sin la seriedad y a veces rigidez del editorial y para utilizar expresiones de tipo coloquial, siempre dentro de un límite. Lo impersonal prima sobre lo subjetivo.
6. CRÍTICA.
Es el género de opinión que valora y también explica la obras de creación. Este tipo de texto se publica en las páginas diarias de cultura, espectáculos y suplementos de cultura.
La elaboración de la crítica la debe realizar un especialista del género.
La función primordial del crítico es la de ser un orientador sagaz, competente y desinteresado; un espectador supervisor que actúa como un delegado del público. El crítico intenta persuadirlos de que su opinión sobre la obra es la más acertada, al tiempo que intenta interesarnos por ella. El lector pide al crítico que le tenga al día, así se convierte en colaborador en la formación de nuestro bagaje cultural.

ESTRUCTURA DE LA CRÍTICA.
Los críticos gozan de bastante libertad a la hora de escribir, de expresarse, de elegir el lenguaje. Lo que tiene que cumplir son dos cosas: que el texto esté bien escrito y planteado y que tenga un buen conocimiento de la materia.

TÍTULO. Siempre breve y valorativo y es mejor que dé una pista sobre el asunto principal de la obra.

FICHA TÉCNICA. Después del título y antes del texto. Aporta el título de la obra, datos principales de los que han intervenido en la creación y puesta en escena de esa obra. Tiene un tratamiento tipográfico diferente al del texto del cuerpo para diferenciarlo de éste.

TEXTO-CUERPO. En la primera parte planteamos la tesis que mantenemos de la obra. La exposición es la forma del discurso más apropiada para enunciar los puntos de vista y ofrecer la información previa sobre la obra y el autor; en general, los datos del contexto.
Conviene emplear recursos del lenguaje: retratos, descripciones vivas, ejemplos, enumeraciones de los puntos clave que se van a tratar.
La segunda parte es el análisis de la obra. Usamos la descripción y la narración, se hace un breve resumen del argumento. Es beneficioso mantener el suspense.

Se van introduciendo los personajes (no todos) imprescindibles. Lo mismo ocurre con los aspectos de la acción (detalles). Se pueden hacer comparaciones con otras obras del mismo autor o de otros que tengan cierto paralelismo. Se recurre a las formas argumentativas: ir explicando el por qué de nuestra tesis a través de los elementos parciales de la obra.

EL VEREDICTO. Como párrafo de cierre se recoge una opinión global y una recomendación de ver o no la obra.

ESTILO.
Rico en ideas pero preciso, ágil y claro en la expresión. Se pide un nivel léxico elevado, con un mejor estilo y saber adjetivar bien, ya que está enclavada en las páginas de cultura. Hay que evitar los tópicos, las frases hechas y saber condensar las descripciones.

6.1. CRÍTICA DE CINE
TÍTULO. Breve, valorativo.

FICHA TÉCNICA. Título de la película, datos de su creación y puesta en escena, director, actores, productor, productora, país de origen de la película, año de estreno, guionista, música, escenografía, efectos especiales, fotografía, salas de proyección ( no siempre se pone), tipo de género.

CUERPO DEL TEXTO. En el primer párrafo se pone la valoración global de la película en coherencia con el título (sobre un aspecto de la película que sea importante, pej. Novedad del argumento). Género. La extensión del texto depende de la importancia de la película y de otras circunstancias como si es un estreno especial o ha recibido algún premio, generalmente, se le destina un espacio más o menos fijo.

En el segundo párrafo se desgranan los diversos aspectos de la película que sean los más importantes y que sirven de apoyatura (argumentación) a esa idea principal. Puede ser argumentos positivos o negativos. Trabajo de los intérpretes, del director, fotografía, música, vestuario, que mensaje trata de comunicar y sí lo consigue.

Se dibuja pero no se cuenta el argumento, a no ser que sea algo clásico que ya ha sido tocado en determi-nadas ocasiones.

Se habla de antecedentes relevantes del director o sus formas de trabajar, de actores o de argumentos relevantes anteriores. Esto último, por ejemplo, ocurre en las versiones.

Analizar el guión, la actuación. Premios, nominaciones, a cualquier parte de la obra. Relación con aspectos novedosos de la realidad.

CONCLUSIÓN. Valoración general, si es recomendable.

6.2. CRÍTICA LITERARIA
Todo análisis de una obra pasa por hacer un recorrido desde el origen del proceso de creación de la misma. Es obligatorio hablar del autor, la tendencia o generación que sigue, obras anteriores y comparación con la actual, influencias que recibe o crea en su ámbito, datos biográficos (si viene al caso).

*FICHA TÉCNICA. Título, autor, género, editorial, ciudad donde se publica, año de publicación, número de páginas, precio, si lleva ilustraciones o no (blanco y negro, color).

Procedimientos narrativos que se están utilizando, clásicos, nuevos, evolucionados, etc. Tema principal (temas). Grado de ficción de la obra (coherencia interna). Figuras literarias utilizadas.

El argumento se perfila, no se estropea; si está bien desarrollado. Personajes, que perfil presentan, si están bien relacionados (uno o varios), si responden a perfiles conocidos, historias que desarrollan. Se analizan también el entramado de la obra y se establece la relación entre sus elementos más significativos para apreciar el nivel de coherencia de la estructura.

Relevancia del narrador: estilo directo/indirecto, puntos de vista que utiliza, diálogos, monólogos, etc; mención del espacio y tiempo de la narración (flash back, desarrollo cronológico…). El perfil y el tratamiento que el autor da a los personajes es una pieza clave para ese análisis literario.

Datos de pretexto: título de la obra y capítulos, dedicatorias, fotografías. Datos pretextuales: entrevistas al autor sobre la clave de la obra, datos de otras críticas.

Los temas tratados por el autor en la obra que se enjuicia y en otras anteriores nos facilita pistas sobre el proceso creativo del autor, al igual que la simbología y las figuras utilizadas.

ESTILO. Más nivel y calidad. Es necesaria la especialización y se valora mucho la cultura del crítico. Además es necesario conocer la intertextualidad del texto: citas u otras obras recogidas en la analizada.

7. COLUMNA.
Texto argumentativo que valora temas de más o menos actualidad, de cualquier índole. Se puede publicar en cualquier sección. Siempre ocupa el mismo lugar y con una periodicidad concreta. Esto hace que el lector pueda y sepa donde está lo que quiere leer.

Puede ser periodista o no el autor. Puede ser colaborador o estar en plantilla. Se le paga por columna publicada. Redactada con libertad expresiva.

TIPOS
1.- Cercana al comentario: texto muy analítico de situaciones actuales. Prima la opinión del autor y el análisis que hace para llegar a esas conclusiones. Textos muy asépticos.

2.- Corte más personal: el autor es libre en cuanto al estilo y lenguaje. Los temas más o menos actuales aunque vigentes, son abordados desde el punto de vista que elige el autor. El autor tiene más libertad en el análisis.

CARACTERÍSTICAS DE LA COLUMNA

Cualidades fijas: extensión, tratamiento tipográfico especial, mayor libertad en la expresión (si la comparamos con el comentario), brillante en estilo. Su ubicación y periodicidad fijas, contribuyen a su aceptación al igual que la constancia de la firma.

Características del buen columnista: contar con una cultura propia, cuanto más amplia y más profunda mejor. Necesitará estar bien informado acerca de los acontecimientos más recientes sobre los cuales tiene que opinar. Contacto directo con las fuentes informativas. Riqueza de lenguaje para exponer con claridad, con gancho, con belleza sus ideas.

Riqueza léxica. El lenguaje de la columna es de lo más variado. Rico en recursos retóricos, adjetivos, interjec-ciones y admiraciones. Suele ser colorista, de expresión brillante.

Variedad temática. En el caso de la columna, los temas van desde el más serio al más cotidiano. La columna lo hace de manera personal, más ligera, con un modo más de andar por casa.

PRESTIGIO DE LA FIRMA. Es muy importante. Esto hace que se personalice el texto. Se hace un seguimiento del autor a través de lo que dice y valoramos su estilo, proximidad, tipo de análisis… Desde el punto de vista de la firma, el autor pone en cuestión su prestigio en cada columna.

En general, existe cierta coherencia entre los planteamientos del autor y de la publicación. Sin embargo, en muchos periódicos, no se suele exigir un mimetismo total a nivel ideológico a los autores.

8 EL ARTÍCULO.
Texto de opinión que trata de cualquier tipo de tema que no se publica con ninguna periodicidad de antemano. Hay un espacio para el artículo pero no con la misma firma. Las firmas son invitadas por los periódicos, personas externas que son especializadas en determinados temas o personalidades con respon-sabilidad en institucione. Se trata de políticos, escritores,... Históricamente los periódicos han tenido grandes expertos como articulistas: Azorín, Cela, Joseph Plá… Los principales articulistas de la Generación del 98 y del 27 escribían artículos también como manera de recibir ingresos.

ESTILO Y TÉCNICA DEL ARTÍCULO.
Corresponde al autor. Pero se puede hablar de una claridad en las ideas, texto rico en el desarrollo de las mismas, léxico elevado. Riqueza en la expresión, en las ideas; invención poética sin perder el sentido de la realidad y el sentido de actualidad.

TIPOS DE ARTÍCULOS
TRIBUNA LIBRE, PÚBLICA O ABIERTA. Es un espacio abierto a disposición del público, invitado por el periódico, para que exprese sus ideas, sus planteamientos. Se dedica a personajes de la política, asociaciones laborales, colectivos económicos y generalmente lo que hace es invitar en fechas seguidas a personalidades diferentes, pero dentro de un mismo ángulo.

ENSAYO. La relación del ensayo con la noticia es nula o escasa, pero a menudo sí que trata y se relaciona con los grandes temas de la actualidad sin que sea una noticia concreta lo que genera el artículo. Publicado con más asiduidad en revistas especializadas.

ARTÍCULO COSTUMBRISTA. Retrata las costumbres de una época o un país. Pintar lo ya descubierto. Se adapta al estilo del que lo cultiva.

ARTÍCULO RETROSPECTIVO. Género híbrido entre el reportaje y el artículo de investigación. Suele publicarse con motivo de un aniversario o de una conmemoración que pone ese tema de nuevo de actuali-dad.

9 LA OPINIÓN ICONOGRÁFICA
La opinión también puede darse a conocer a través de las ilustraciones. En las páginas de opinión de un diario las ilustraciones son bien de carácter iconográfico o viñetas de humor con o sin texto.

Son unas viñetas que generalmente reposan a los pies de los editoriales o haciendo compañía a otros artículos de opinión en unas páginas fundamentales para conocer el posicionamiento de un periódico sobre los más variados acontecimientos.
También encontramos la CARICATURA, que es la deformación deliberada de las facciones de una persona con propósitos de burla. Es una técnica satírica conocida desde la Antigüedad Clásica, la Edad Media y el Renacimiento.

La caricatura deforma las apariencias en pro de una verdad más profunda; el artista penetra en la esencia del carácter de una persona. Es una irreverente forma de expresión, particularmente apta para burlarse del poder.

No hay comentarios: