miércoles, 24 de febrero de 2010

TENGO ESTRÉS ¡TERAPIA POR FAVOR!

Tengo exámenes y estoy en el exilio. Es decir, no se sabe nada de mí. Ando todo el día en mi casa pero… no tengo poder de concentración… o me da rabia que la gente se esté pegando la fiesta por mí…; pero, en fin… ¡volveré! Y resulta que me ha llamado un amigo que hice este sábado para tomar un par de cañas. (Un amigo que creo que saca fuera de lugar lo nuestro… mi intención era pasármelo bien el sábado y ya está…) pero bueno, será el dicho que conoce todo el mundo “porque el que quiero que me quiera no me quiere como quiero que me quiera y el que me quiere me quiere…” ya me he liado. El caso es que no he quedado porque “tenía que estudiar”. No es cierto, me paso el día en pijama y una camiseta de propaganda tres tallas más grande. Quizás mañana le pegue un toque para despejarme un poco y aliviarle el enfado que se ha cogido el tío… ¡decía que era una excusa!

Llevo un día muy estresante. Hoy me encuentro muy resfriada, o no sé si lo estoy. El caso es que no paro de estornudar; a lo mejor tengo alergia a algo que hay en esta habitación. Ahora me pica el ojo. Creo que me estoy emparanoyando, o en realidad es que tengo alergia; me estoy volviendo a liar.

El único placer ha sido por la tarde cuando he ido a ver a mi abuela. Mi tía le ha puesto los rulos y hemos tomado café con croissants de chocolate mientras hablábamos de mi otra abuela de un modo un poco despectivo. En eso estábamos todas de acuerdo.

Y me entero de que alguien ha copiado mi corte de pelo: eso sí que jode. Me lío a hacer montajes de fotos en plan coña (sustitutivo del estudio) y… me gusta un tipo de corte, lo cuelgo en una página en la que estamos los amigos y las amigas y me dice alguien que se ha cortado el pelo de una forma igual a la que yo había pensado. ¡Seguro que ha copiado mi fotomontaje! Y ha faltado tiempo para que fuese a la peluquería y se lo hiciese…

Por otro lado, un amigo se ha “rajado” para ir a un festival al que íbamos a asistir en verano. ¿Y ahora qué? Era quien llevaba el vehículo, así que en autobús; pero una amiga no está de acuerdo porque no le gustaría llegar al festival sudada y andando por Madrid… ¡ya ves tú! Señorita limpia Doña Tiquismiquis ¿O es que vas a salir de allí oliendo a rosas? Eso es parte del festival.

Así que menos mal que no he salido de mi casa, porque si no, me hubiese atropellado un coche de segunda mano chatarrero con el tubo de escape contaminante.

Por ello, voy hacer un tipo de terapia. Porque me he quedado sin ideas de corte de pelo, sin estudiar lo suficiente, sin amigo y mis dos cañas gratis y sin festival…
A continuación voy a buscar algún canal de tele que me relaje.

No hay comentarios: