jueves, 24 de febrero de 2011

Marta

10 de Enero de 1988.
Acababa de llegar con mi amiga Marta a Bruselas. Cuando salimos del aeropuerto, nos dispusimos a coger un taxi para ir a nuestro hotel. Al día siguiente debíamos ir a clase. Éramos nuevas en la universidad.
Una vez en la habitación, colocamos toda nuestra ropa en los armarios. Cenamos un poco y nos fuimos a la cama temprano.
A la mañana siguiente nos levantamos y fuimos a la universidad. ¡Cuánta gente!, y eso no era lo peor, ¡éramos las únicas españolas! Bueno, para algo nos sirvieron los seis años de francés del instituto…
El día nos fue bastante bien, nos presentamos como veinte veces, varios chicos nos quisieron guiar ( un poco sueltos estos belgas ), no nos perdimos … ¡eso fue un milagro!

31 de enero de 1988.
Nos había ido muy bien el mes, habíamos obtenido muy buenas notas, habíamos hecho muchas amistades y nuestro francés había mejorado.
El último día de exámenes, Marta y yo decidimos ir a un bar y celebrar lo de las notas. Habíamos pedido un refresco de cola, cuando entró un chico por la puerta y toda su familia detrás. Marta se le quedó mirando como hipnotizada. Era un chico hindú alto y delgado; no era para tanto, de ésos había visto muchos.

20 de abril de 1988.
Ese día nos daban las vacaciones y nos íbamos a ir a España. ¿Os acordáis de aquel chico hindú ? Se llamaba Laj y se hizo muy amigo nuestro. A Marta le gustaba mucho, y no se separaba de él ni un solo momento. Era muy extraño, porque Laj no se separaba de mí, bueno, qué más da.
Nos despedimos de todos nuestros amigos y cogimos el avión. Marta se pasó dos semanas enteras llorando y diciendo que no volvería a ver a Laj.

2 de mayo de 1988.
Ese día nos llegó una carta de Laj diciendo que iba a venir a vernos a España. No veáis lo contenta que se puso Marta.

4 de mayo de 1988.
Laj llegó al aeropuerto por la noche, (Marta casi se desmaya), y nos fuimos a cenar. Cuando terminamos, yo me fui en mi coche a casa y Laj acompañó a Marta. Cuando se bajaron del coche, Laj cogió a Marta de las manos y le dijo:
- Laj: Marta yo…
- Marta: Sí …, Laj ….
- Laj: yo… yo…
- Marta: Sí …
- Laj: Marta, yo... Yo no quiero herir tus sentimientos pero es que no me gustas.
Marta no dijo nada y subió a su casa.
Laj se machó unos días después para Bruselas, y Marta se despidió de mí porque se iba de la ciudad, a su padre le habían contratado en otra empresa internacional.

Cinco años más tarde.
Acabé la universidad y me puse a trabajar muy pronto. Hoy estamos a 2 de mayo de 1993, y me voy a casar. ¿Qué quién es mi prometido? Pues os lo podéis imaginar.

No hay comentarios: