martes, 1 de mayo de 2012

¿Qué son los móviles en realidad?

Hace unos años el teléfono móvil era un simple dispositivo de comunicación electrónico sin cables que utilizaban las personas para poder comunicarse a distancia. Poco a poco fue creciendo la demanda de los teléfonos móviles, por lo que se crearon numerosas empresas.

Las compañías hacían todos los días mejores ofertas que la competencia dándote la bienvenida y regalándote uno de los mejores móviles del momento, sin compromiso de permanencia. La función de los  creadores era reducir el tamaño de los zapatófonos y hacerles más manejables para un mejor funcionamiento que un simple llama-cuelga.

Desde hace unos años estamos en crisis, y lo único que pretenden los técnicos es inventar nuevas tecnologías para poder insertarlas a unos móviles cada vez más grandes que ya no entran ni en los bolsillos. Unos teléfonos, que si no tienen tarifa de internet, ¿para qué usarlos?, porque todos mis amigos la tienen y si no, no puedo hablar con ellos y me siento excluido del grupo. Por no hablar de las compañías de teléfono, porque ahora mismo tienes que pagar un pastón para conseguir el móvil de tus sueños o firmar un contrato de permanencia de dieciocho meses, que cuando quieres obtener el móvil de tus sueños ya hay cientos mejores; pero no puedes tenerlo porque tienes que pagar la diferencia y no te lo pueden regalar porque es el último modelo. Por no decir que son unos pesados que te llaman ofreciéndote ofertas que resultan timos, y no entienden la frase: “No me interesa”.

En definitiva, toda la culpa es nuestra por comprar todas las tecnologías que nos ofrece el  mercado y no querer parecer menos que el vecino. De manera que viviendo un momento de crisis, España es uno de los países con mayor índice de compraventa en teléfonos móviles de alta tecnología.

No hay comentarios: