martes, 9 de marzo de 2010

COMO ENSEÑAR LAS NOTAS A LOS PADRES

Dentro de unas semanas pasaremos el duro trago de entregarles las notas a nuestros padres. Claro, los inteligentes de la primera fila pensarán que para ellos es un camino de rosas, pero para los que se sientan en la fila de atrás es una prueba que les hace más hombres.
Nos remontamos a la entrega de notas. Manolo abre su hoja infernal y se encuentra con su único aprobado: PLÁSTICA.
De camino a casa, Manolo va pensando excusas para su madre: que si los profes me tienen manía, que si me lo sabía y me quedé en blanco… Manolo se arrepiente de no haber hecho chuletas más elaboradas para el examen de Ciencias, de no haber nacido mujer para llevar falda y escote el día del examen de Inglés.
Manolo llega a casa, llama al telefonillo y ya desde abajo la madre nota que a su pequeño le pasa algo. El estudiante sube las escaleras hacia lo que será su cárcel particular durante el resto del año; suerte que papá está en el trabajo.
La puerta de casa está entreabierta, desde el portal se oye bufar a su madre. Entra y observa con disimulo que lleva puestas las zapatillas de cuadros compradas en el mercadillo, con esa suela fría y dura. Manolo traga saliva y entrega su sentencia de muerte. La madre empieza a leer. De repente pega un chillido:¡¡¿Qué he hecho yo para merecer un hijo tan idiota?!!, Coge la zapatilla y empieza a darle azotes, mientras dice: Esto me duele más a mí que a ti. Pero la frase que atemoriza a Manolo es: Prepárate cuando llegue tu padre. Manolo se acojona.
Son las 08:00 PM, se abre la puerta, Manolo se esconde debajo de su cama. Oye cómo su madre prepara el camino: Tranquilo, Emiliano, el niño se ha esforzado, se lo sabía todo que se lo pregunté, se pondría nervioso.
Su padre entra en la habitación de Manolo y empieza a arrancar los cables de la PS2 y le escucha decir: Hasta que no apruebes todas no la vuelves a ver. Manolo piensa que estudiará más para el trimestre que viene, pero todos sabemos lo que ocurrirá.





No hay comentarios: