martes, 9 de abril de 2013

Comentario de texto del Soneto XXIII de Garcilaso de la Vega


En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto[1],
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende al corazón y lo refrena;

y en tanto que el cabello, que en la vena     
del oro[2] se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto[3],
el viento mueve, esparce y desordena:

coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto, antes que el tiempo airado      
cubra de nieve la hermosa cumbre;

marchitará la rosa el viento helado.
Todo lo mudará la edad ligera[4]
por no hacer mudanza en su costumbre.

ESTRUCTURA EXTERNA.
Texto completo en verso de Garcilaso de la Vega. Se trata de un soneto; por tanto, está formado por dos cuartetos, -once sílabas métricas, versos de arte mayor simples, y rima consonante abrazada: ABBA, ABBA- y dos tercetos –con versos endecasílabos y rima CDE, DCE.
En todo el poema, pero se aprecia claramente en los dos tercetos, el poeta en estilo directo se dirige a las jóvenes, por tanto el soneto lo podemos considerar como un parlamento o intervención de un diálogo.
La primera parte del texto es descriptiva pues se describe los rasgos de una mujer joven y guapa.

ESTRUCTURA INTERNA.
Los dos cuartetos, 1/8, es la parte descriptiva en la que el poeta resalta los rasgos de la belleza femenina de ese momento: cara rosácea, mirada viva y sincera…
En los dos tercetos, el poeta anima a las jóvenes a aprovechar la vida antes de que sean viejas.

TEMA. Exhortación por parte del poeta a las jóvenes para que disfruten de la vida. Es el tópico literario del carpe diem.

RESUMEN.
El poeta conmina a las mujeres a que aprovechen su juventud y disfruten de la vida antes de que se hagan viejas, pues el tiempo pasa muy rápido y todos los rasgos de su belleza se marchitarán. De la belleza femenina destaca las siguientes notas: el rostro sonrojado, la mirada viva y sincera que despierta el amor en el hombre y el pelo rubio que ondea por el cuello largo y blanco.


CARÁCTERÍSTICAS DE LA POESÍA RENACENTISTA PRESENTES EN ESTE TEXTO.
Desde el punto de vista métrico, el soneto es una composición poética que muestra su auge en el siglo XVI. Garcilaso y su amigo Boscán introducen en España el gusto por composiciones italianas: predominio de versos endecasílabos, bien solos o mezclados con heptasílabos; el empleo de nuevas composiciones, como octavas reales, tercetos, sonetos, silvas, estancias; o crearon nuevas estrofas, como la lira.
Desde el punto de vista del contenido, el poema desarrolla uno de los temas con más tradición en la literatura universal, procedente de la literatura grecolatina, en la que buscan modelo e inspiración: el tema del carpe diem.
Hay otros temas secundarios que es importante también resaltar y que son propios del momento. Por ejemplo, el paso inexorable del tiempo y de la mutabilidad misma: nada hay que permanezca inmutable, lo que hoy es belleza, en un futuro, no lo será.
Los rasgos físicos que se resaltan de la belleza femenina reflejan el canon estético del momento. Por otra parte, es una prosopografía ideal. La idealización de la belleza femenina es un reflejo de la belleza divina.
La exaltación de estos rasgos y de la misma idealización de la belleza, es una muestra de la concepción amorosa del poeta: la admiración sublime que siente por la amada, a la que considera como un ser perfecto al que es muy difícil conseguir. Además, es una concepción lógica, analítica más que pasional. Se resalta los detalles de la belleza, pero no se manifiesta realmente emoción.

Por último, hemos de resaltar algunas notas del estilo poético de Garcilaso como son el refinamiento de su expresión, no muy natural, pues encontramos una sintaxis retorcida, muchos recursos literarios que embellecen el lenguaje, pero que sin embargo pueden terminar siendo opacos para receptores que no posean una formación y una sensibilidad literaria.

FIGURAS LITERARIAS.
FIGURA
VERSO
CITA
COMENTARIO
Hipérbaton
1 y 2
En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto.
Desorden sintáctico. En tanto la color de rosa y azucena se muestra en vuestro gesto. El desorden permite la combinación de rimas y ponderar palabras del enunciado al ubicarlas en posiciones que llaman más la atención, aunque el propio desorden en sí ya lo es.

5/8
  y en tanto que el cabello, que en la vena     
del oro  se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto ,
el viento mueve, esparce y desordena
El viento mueve, esparce y desordena el cabello… con vuelo presto por el hermoso cuello…
Enumeración
1, 3
En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende al corazón y lo refrena
Secuencia de adjetivos que sirven para describir la cara y la mirada de las jóvenes. Se agrupan de dos en dos, por lo que forman estructuras bimembres que proporcionan equilibrio y serenidad a la composición. Si no fijamos los verbos de este cuarteto también forman una estructura bimembre. Más estructuras bimembres encontramos más adelante: hermoso cuello blanco, enhiesto
Metáfora
1, 3
vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende al corazón y lo refrena
La mirada de las jóvenes despierta la pasión de los hombres, pero al mismo tiempo la contención, el dominio de los impulsos primarios. Este control racional de los sentimientos es propio del Renacimiento.
Metáfora
5 y 6
  y en tanto que el cabello, que en la vena     
del oro  se escogió, con vuelo presto
El término real de esta metáfora hace referencia al color rubio del pelo. Asimila este color con el dorado del oro.
Metáfora
9/14
  coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto, antes que el tiempo airado      
cubra de nieve la hermosa cumbre;
marchitará la rosa el viento helado.
Todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre
Nos encontramos con una metáfora continuada en la que se identifica el paso del tiempo con las distintas estaciones. Así cuando se menciona al dulce fruto de la primavera se refiere a los deleites propios de la juventud. El paso rápido del tiempo de la juventud se expresa con fenómenos meteorológicos propios del otoño e invierno: el tiempo airado (ventoso), cubrir de nieve (nevadas), el viento helado. Por otra parte, la cabeza de la mujer, término real, se expresa con el término metafórico de cumbre de una montaña.
La idea se repite de varias maneras, pues el término metafórico: marchitará la rosa el viento helado, se refiere a la cara de las jóvenes, que como rosas, con el paso del tiempo, se marchitarán.
Prosopografía
1/8
  En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto ,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende al corazón y lo refrena;

  y en tanto que el cabello, que en la vena     
del oro  se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto ,
el viento mueve, esparce y desordena:

Se trata de la descripción idealista de una mujer hermosa. Se destacan algunos rasgos positivos de la belleza femenina de la época: el color rosáceo del cutis, la mirada honesta y pasional, la melena rubia y el largo cuello.





[1]Gesto, rostro.
[2]En la vena del oro, en un filón de oro.
[3]Enhiesto, levantado, derecho, erguido
[4]La edad ligera, el tiempo que pasa rápido.

No hay comentarios: