jueves, 26 de marzo de 2009

Los contenedores viajan a la estación.


Los vecinos de los portales de los pisos recién hechos en Requejada se han quejado del olor que producen los contenedores próximos a los domicilios de la planta baja exigiendo la retirada de éstos a la zona de la estación.


Algunos vecinos de un bloque de pisos en el pueblo de Requejada se han quejado ante el ayuntamiento de Polanco de los olores de los contenedores próximos. Las familias que viven en las plantas bajas han explicado que los contenedores cercanos a sus ventanas dan un olor muy desagradable a las viviendas y han exigido que sean retirados unos metros. La medida perjudica a los vecinos de los bloques de enfrente que tienen que desplazarse hasta la estación para depositar sus basuras.

El ayuntamiento tomó la decisión de trasladar los contenedores a las cercanías de la estación que es un lugar donde no hay bloques de viviendas. Esta nueva orden ha sido perjudicial, ya que ha molestado al resto de los vecinos que tienen que cargar con las bolsas de basura unos varios metros desde sus casas.