martes, 27 de noviembre de 2012

Comentario de texto del cuento V de El conde Lucanor / Don Juan Manuel


Hablando otra vez el conde Lucanor con Patronio, su consejero, díjole así: -Patronio, un hombre que se dice amigo mío me empezó a elogiar mucho, dándome a entender que yo tenía mucho mérito y mucho poder. Cuando me hubo halagado de esta manera todo lo que pudo, me propuso una cosa que a mí me parece que me conviene.
Entonces el conde le contó a Patronio lo que su amigo le proponía, que, aunque a primera vista se dijera provechoso, ocultaba un engaño, del que Patronio se apercibió. Por lo cual dijo al conde:
-Señor conde Lucanor, sabed que este hombre os quiere engañar, dándoos a entender que vuestros méritos y vuestro poder son mayores que en la realidad. Para que os podáis guardar del engaño que quiere haceros, me gustaría que supierais lo que sucedió al cuervo con la zorra.
El conde le preguntó qué le había sucedido.
-Señor conde -dijo Patronio-, el cuervo encontró una vez un pedazo muy grande de queso y se subió a un árbol para comer el queso más a gusto y sin que nadie le molestara. Estando así el cuervo pasó la zorra y, cuando vio el queso, empezó a pensar en la manera de poder quitárselo. Con este objeto dijo lo siguiente:
-Don Cuervo, hace ya mucho tiempo que he oído hablar de vuestras perfecciones y de vuestra hermosura. Aunque mucho os busqué, por voluntad de Dios o por desdicha mía, no os vi hasta ahora, que hallo que sois muy superior a lo que me decían. Para que veáis que no me propongo lisonjearos os diré, junto con lo que las gentes en vos alaban, aquellos defectos que os atribuyen. Todo el mundo dice que como el color de vuestras plumas, ojos, pico, patas y garras es negro, y este color no es tan bonito como otros colores, el ser todo negro os hace muy feo, sin darse cuenta de que se equivocan, pues aunque es verdad que vuestras plumas son negras, su negrura es tan brillante que tiene reflejos azules, como las plumas del pavo real, que es el ave más hermosa del mundo, y, aunque vuestros ojos son negros, el color negro es para los ojos mucho más hermoso que ningún otro, pues la propiedad de los ojos es ver, y como el negro hace ver mejor, los ojos negros son los mejores, por lo cual los ojos de la gacela, que son más oscuros que los de los otros animales, son muy alabados. Además, vuestro pico y vuestras garras son mucho más fuertes que los de ninguna otra ave de vuestro tamaño. También tenéis, al volar, tan gran ligereza, que podéis ir contra el viento, por recio que sea, lo que ninguna otra puede hacer tan fácilmente como vos. Fuera de esto estoy convencida de que, pues en todo sois tan acabado y Dios no deja nada imperfecto, no os habrá negado el don de cantar mucho mejor que ningún otro pájaro. Pero, pues Dios me hizo la merced de que os viese, y contemplo en vos más perfecciones de las que oí, toda mi vida me tendría por dichosa si os oyese cantar.
Fijaos bien, señor conde, que aunque la intención de la zorra era engañar al cuervo, lo que dijo fue siempre verdad. Desconfiad de la verdad engañosa, que es madre de los peores engaños y perjuicios que pueden venirnos.
Cuando el cuervo vio de qué manera le alababa la zorra y cómo le decía la verdad, creyó que en todas las cosas se la diría y la tuvo por amiga, sin sospechar que esto lo hacía por quitarle el queso que tenía en el pico. Conmovido, pues, por sus elogios y por sus ruegos para que cantara, abrió el pico, con lo que cayó el queso en tierra. Cogiólo la zorra y huyó con él. De esta manera engañó al cuervo, haciéndole creer que era muy hermoso y que tenía más perfecciones de lo que era verdad.
Vos, señor conde Lucanor, pues veis que, aunque Dios os hizo merced en todo, ese hombre os quiere persuadir de que tenéis mucho más mérito y más poder, convenceos que lo hace para engañaros. Guardaos bien de él, que, haciéndolo, obraréis como hombre prudente.
Al conde agradó mucho lo que Patronio le dijo e hízolo así, y de esta manera evitó muchos daños. Como don Juan comprendió que este cuento era bueno, hízolo poner en este libro y escribió unos versos en que se expone abreviadamente su moraleja y que dicen así:
Quien te alaba lo que tú no tienes,
cuida que no te quite lo que tienes.



Comentario de texto.

ESTRUCTURA EXTERNA.
Se trata de un capítulo completo en prosa y verso –moraleja final-, perteneciente a El conde Lucanor, de Don Juan Manuel. Se trata de una narración en la que encontramos partes dialogadas, líneas 27-60, alguna descripción y argumentación, de las l. 34-60.

ESTRUCTURA INTERNA.
1/19 Introducción en la que el conde pide consejo a Patronio sobre un pleito que le ha propuesto un amigo con el que conseguirá honor y poder. Su consejero opina que esa persona le intenta engañar y para que lo entienda mejor le narra una fábula.
20/70 Apólogo del cuervo y la zorra. El apólogo, como narración que es, consta de planteamiento, l.20-26, nudo, l.26-60, y desenlace, l. 61-70.
71/81 Conclusión aplicando la fábula al hecho real que plantea el conde y comprobación por parte de éste de que es cierto lo que le dijo su consejero, por lo cual la incluye en el libro.
82/83 Moraleja.

TEMA: Podemos aproximarnos a él con tres formulaciones.

Apólogo contado por Patronio al Conde Lucanor para que no se deje llevar por los aduladores.
Mentiras y adulaciones que la zorra hace al cuervo con el fin de que éste cantara para que se le cayera un queso del pico.
Consejos dados por Patronio al conde, a través de un apólogo, para que no se fíe de los aduladores.

RESUMEN.
El conde Lucanor pregunta a Patronio, su consejero, qué le parece un pleito que le han dicho que si lo entabla ganará con él honra y poder. Patronio se da cuenta del engaño subyacente en esos halagos y buenas palabras dichas a su amo, y para demostrárselo le narra la fábula del zorro y el cuervo. Éste, viendo al cuervo con un pedazo de queso, le engaña con una serie de alabanzas, entre las que se encuentran su armonioso canto, y así le pide que le realice una demostración, con lo cual abre el pico y se le cae el queso. Por tanto, Patronio le aconseja que no le haga caso. El conde obedeció y comprobó que era cierto lo que su ayo le decía.

FIGURAS LITERARIAS.
POLISÍNDETON. L. 49… vuestro pico y vuestras patas y uñas son más fuertes …
L. 65 Y en vista de las muchas y buenas razones que le había oído, y por los halagos y por los ruegos que le había hecho, ...
HIPÉRBOLE. L. 39 en adelante: Pues si vuestras plumas son negras, es tan negra y brillante su negrura, que se vuelven de azul índigo como las plumas de del pavo real...
L. 42 Y aunque vuestros ojos son negros , en cuanto ojos son más hermosos que ninguno otros ojos...
RETRATO idealizado del cuervo. ETOPEYA: habla de la nobleza y de la apostura del animal + PROSOPOGRAFÍA idealizada del cuervo desde la l. 34 a la 60.
PERSONIFICACIÓN. Llama al cuervo con el tratamiento dado a la personas: Don cuervo… 37.
SÍMIL. L. 41 que se vuelven de azul índigo como las plumas de del pavo real...
ENUMERACIÓN.
L. 34 Todas las gentes piensan que el color de vuestro plumaje, ojos ypico, patas y uñas es negro.
49 … vuestro pico y vuestras patas y uñas son más fuertes …

CARACTERÍSTICAS LITERARIAS DE LA PROSA MEDIEVAL PRESENTES EN EL TEXTO.
La obra contiene cincuenta cuentos. El texto comentado es uno de ellos. El argumento no es original de Don Juan Manuel, procede, al igual que casi todas sus narraciones, de obras orientales o clásicas.
El texto refleja las inquietudes personales de Don Juan Manuel. Le preocupa su honra y su honor, el no verse engañado o estafado en sus negocios por ser él un noble. La obra es representativa de sus intereses. Sin embargo, sus enseñanzas son extrapolables a cualquier persona, pues los conflictos reflejados son propios de la naturaleza humana. De ahí que la obra tenga un carácter didáctico y sobrepase el ámbito personal.
Otro aspecto que se puede resaltar es la utilización de fábulas para este fin.
Otra característica es el lenguaje natural con el que está escrito la obra. Es sencillo, casi sin ornamentos; busca ser instrumento claro de las ideas y de los hechos que comunica.

1 comentario:

Andestro meco dijo...

gracias pues me ha sido de mucha ayuda para un examen